Paso 1

PASO 1:

Vierte el líquido que vayas a usar en la pulsera (por ejemplo, gel hidroalcohólico) dentro del bote de rellenar. Asegúrate de cerrar bien el tapón de rosca.

Comprar ahora

PASO 2:

Extrae el pulsador de la bomba, extrae el tapón del depósito y rellena la pulsera con el bote de rellenar que tenías previamente preparado. Ahora, vuelve a poner en su sitio el tapón y el pulsador.

Comprar ahora

Paso 2

Paso 3

PASO 3:

Te colocas la pulsera en la muñeca a la medida que más cómoda te resulte y… ¡voilà, ya puedes disfrutar de ella sin perder un minuto!

Comprar ahora